Conoce la historia de cómo la Acupuntura, redujo el dolor de piernas de mi clienta Filomena Quiñones, y la ayudó ha poder caminar sin necesitar el bastón.

Para ello, que mejor que ella misma te cuente cómo vivió toda la experiencia.

Así que a continuación, comparto el texto que escribió, con el objetivo de que yo lo compartiera en mi blog y poder ayudar a otras personas que también sufran de dolor de piernas y necesiten ayuda para poder caminar.

Conozco a Montserrat Oliveros, de «HERMES CUIDAT I APREN», desde hace mas o menos unos cinco años.

Yo vivía, entonces, entre Madrid y Barcelona y me dio un fuerte dolor de ciática que me hacía ir arrastrando la pierna y me imposibilitaba, prácticamente, moverme con normalidad.

Montse me hizo una o dos sesiones de acupuntura y mejoré muchísimo, casi no me podría creer que no me doliera tanto y sobre todo poder moverme. 

Yo conocía la acupuntura porque en Madrid, muy cerca de donde vivía, me hacía sesiones cada quince días y la verdad es que me iban muy bien. Pero lo de la ciática fue muy  curioso, ya que al estar en Barcelona no sabía dónde acudir y que me pudieran ayudar.

Al volver a Madrid me hice dos sesiones mas y mi dolor de ciática desapareció por completo y nunca mas!!

Tengo 62 años y con menos de un año cuando aún no caminaba, me diagnosticaron POLIO. Mis padres se dieron cuenta porque cuando me ponían de pié me caía enseguida y la pierna derecha no conseguía mantenerme. 

Por aquel entonces les ponían a los niños unos aparatos ortopédicos, muy aparatosos, se supone que servían para que la pierna pudiera mantenerse recta y sujetara el peso del cuerpo.

Mi pierna derecha que quedó un centímetro mas corta y mas delgada, por la falta de musculatura, Sería muy largo de explicar pero aquí en España, no se prestaba mucha atención a las personas, que fuimos  afectadas por la POLIO.  El caso es que aprendí a vivir con mi pierna, mas corta y mas flaquita. 

Con el tiempo empezaron los dolores y la toma de antiinflamatorios, a veces, más de uno al día. imagino que porque iba forzando la pierna y ella se iba cansando de tanto esfuerzo. 

Ya casi con 50 años me diagnosticaron SÍNDROME POST POLIO, que no es ni más ni menos, que la consecuencia de haber sufrido la POLIO. Está reconocido por la OMS y afecta a las personas que han padecido POLIO, pero al cabo de los años. La explicación es que las neuronas que fueron afectadas en su momento se han ido desgastando por el sobre-esfuerzo que han hecho durante años y años y empiezan a flaquear. El resultado es mucho más dolor y más debilidad muscular. 

Todo esto lo explico, porque si a mí me hubieran dicho, hace diez años, cómo iba a estar ahora, y como mi dolor de piernas se reduciría, habría dicho ESO ES IMPOSIBLE!!.

Caminar me resultaba todo un esfuerzo, plantar la pierna derecha en el suelo era un dolor continuo y enseguida tenía que pararme a descansar. Como la pierna empezó a fallarme, con resignación, decidí comprarme un bastón, sobre todo para cuando tuviera que caminar mas. Diez años estuve llevando el bastón, pensaba yo que iba a ser para siempre.

Ahora hace exactamente dos años que no llevo bastón, y la pierna no me duele y lo mas importante he recuperado musculatura y sobre todo fuerza. Claro que me caigo, alguna vez, pero como se puede caer todo el mundo. Y noto un dolorcillo si la fuerzo mucho o en inviernos, con el frío. Pero nada comparable a lo de antes. Sobre todo ahora no tomo antiinflamatorios, he pasado de tomar uno o dos al día a tomar uno a la semana o cada quince día. increíble, pero cierto y todo gracias a la ACUPUNTURA!!.

Mi recuperación se produjo mas o menos hace dos años y de forma casual y traumática. Había vuelto a vivir a Barcelona y me caí en la portería, porque iba corriendo y no llevaba el bastón. El caso es que el golpe fue tan fuerte que creía que me había roto algún hueso. Muchísimo dolor y sobre todo, no podía plantar la pierna derecha, la mala,  en el suelo.

Estuve así casi tres meses, con fuertes dolores, ya pensaba que no volvería a caminar mas… estaba desesperada y tenía que tomar una pastillas con morfina cada ocho horas, para poder aguantar el dolor.

Pasé de ir con bastón a llevar dos muletas y podía tardar media hora en llegar de mi casa a la esquina, era desesperante. Un día pensé que quizás si me hacía acupuntura podría acelerar la recuperación de la pierna y volvería a caminar, otra vez… con el bastón, creía yo…

Llegué a Hermes acompañada de una amiga y con dos muletas, lo recuerdo muy bien, porque hay un escalón y me costó muchísimo bajarlo del dolor que tenía. Montse y mi amiga me ayudaron.

Una sesión de acupuntura a la semana durante un tiempo y en un mes dejé primero una muleta, luego la otra y después empecé a caminar, sola!!!! .

De eso hace dos años, ahora voy cada tres semanas. He regalado los bastones!!.

Gracias Montse, por tu profesionalidad y saber hacer. No has hecho un milagro conmigo has hecho tu trabajo, muy bien hecho y LA ACUPUNTURA, SÍ FUNCIONA!!

Filo 

Gracias Filo por compartir tu historia.

Montserrat Oliveros

Directora y Acupuntora Hermes cuida´t i aprèn

También puede interesarte:

El caso de Sonia y como redujo su dolor lumbociático con la acupuntura y el reiki.

El caso de Clara y como redujo su dolor de ciática con la Acupuntura.

Marta ha reducido su dolor de ciática con la Acupuntura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER MENSUAL

Y RECIBE DE REGALO MI E-BOOK:

4 CLAVES PARA TOMAR LAS RIENDAS DE TU VIDA

You have Successfully Subscribed!

¿Puedo ayudarte?